Archivo de la etiqueta: Arte Contemporaneo

El rol del artista contemporáneo, crítico y teórico de arte, en el desarrollo individual y social..

La crítica y la teoría son muy importantes para el desarrollo del arte y éste es vital para el desarrollo del hombre.

El arte es un fenómeno humano. Toda creación (divina o humana), es la manifestación de algo que previamente no existía. Cuando el artista crea, hace aparecer en este mundo algo que antes no estaba, un objeto, una emoción, un texto, un sonido, un movimiento. ¿De donde lo saca?, ¿Es la imaginación una dimensión espacio temporal ?, ¿Es el artista un viajero en el tiempo?

Podemos decir que la crítica es un “puente directo” entre la obra de arte, artista o exposición y el espectador. En general, está referida a una valoración estética subjetiva que se apoya en la historia del arte. En cambio la teoría del arte es un “puente ramificado”, que engloba las manifestaciones artísticas y que analiza desde diferentes puntos de vista el fenómeno del arte, la obra y el artista, aportando metodologías para desvelar sus significados.

El artista contemporáneo en su fase netamente creativa, empuja el borde de lo conocido y se mueve hacia lo desconocido.
Este proceso creativo en el que se sumerge el artista a explorar con sus propias herramientas (conocimientos, preguntas, metodologías, experiencia, técnicas y lenguajes) y sus sentidos intuitivos, constituye una sustancia vital para el desarrollo del hombre. En cierta forma el artista contemporáneo cumple un importante rol de explorar nuevos mundos y lenguajes imaginarios. Para ello podríamos decir que viaja en el tiempo y se desplaza en el espacio creando caminos virtuales hacia nuevos territorios, que luego plasma en el presente con su obra.

El nuevo material “encontrado”, “extraído” y “recolectado” por el artista en sus viajes en el espacio/tiempo imaginario, no sólo nutre la obra de arte, sino que analizados con los ojos prismáticos de los especialistas, dan claves y códigos para comprender nuevos paradigmas, desarrollar nuevas inteligencias y potenciar las posibilidades de existencia del hombre.

Si bien el conocimiento del artista se amplía con cada proceso creativo, una parte significativa, queda fuera de su campo de visión, “en el lado oscuro de la obra”.
El que la obra sea vista, criticada, analizada y contextualizada trae luz sobre estas zonas oscuras y permite que las riquezas de la obra florezcan mas allá de ella. Esto impacta como un eco en el artista, pero sobre todo disemina las semillas de nuevos lenguajes y con ello aumenta nuestra capacidad intelectual y sensible de hacer contacto con lo desconocido.

Es aquí donde críticos y teóricos juegan un importante rol.
Ambos facilitan la interacción con la obra y de esta manera propician el desarrollo del arte y la sociedad.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Crítica y Teoría del Arte